10 de septiembre de 2006

Más técnicos, menos sociólogos

Mi afán polémico adquiere cada día aspectos desconocidos e incluso sorprendentes, pero qué seria de la vida sin un poco de salsa picante. Es así que leyendo “Cuentos Chinos. El engaño de Washington y la mentira populista en América Latina” de Andrés Oppenheimer, me encontré con una pequeña perla que me hizo brillar los ojitos y esbozar una maliciosa sonrisa, cómo dejar pasar un texto con tan sugerente título “MÁS TÉCNICOS, MENOS SOCIÓLOGOS”. De esta forma, aún con el riesgo de exponerme a una demanda por derechos de propiedad intelectual, expongo completo el texto anteriormente citado para que ustedes saquen sus propias conclusiones, yo por mi parte puedo decir que me ha parecido delicioso. Que lo disfruten.

MÁS TÉCNICOS, MENOS SOCIÓLOGOS
¿Qué fue, entonces, lo que hizo progresar tanto a Irlanda en tan poco tiempo? ( el autor repasa el milagro del desarrollo irlandés, intentando buscar sus causas y ver si es posible una extrapolación para copiar dicho modelo a Latinoamérica) Además del Acuerdo Social, Irlanda eliminó las trabas que obstaculizaban el establecimiento de empresas, convirtiendo al país en uno de los más amigables para las inversiones extranjeras. Hoy día, para abrir una empresa en Irlanda hacen falta sólo tres procedimientos legales que se realizan en un promedio de doce días, según las tablas del Banco Mundial. Comparada con México, donde se requieren siete trámites legales y cincuenta y un día, o Argentina donde hacen falta quince trámites burocráticos y sesenta y ocho días, Irlanda es el paraíso para las inversiones extranjeras.
Otros factores clave de las políticas de Irlanda para atraer las inversiones extranjeras fueron el apoyo estatal a la investigación universitaria de productos con posibilidades comerciales y los lazos tendidos por el gobierno a la diáspora irlandesa –sobre todo en Estados Unidos – para atraer empresas al país. Tras desregular la industria de las telecomunicaciones, que hizo bajar enormemente el coste de las llamadas telefónicas internacionales y las conexiones por Internet, y recortar los impuestos corporativos, Irlanda se propuso como política de Estado atraer a las principales empresas de informática del mundo. Y para poder abastecerlas con mano de obra cualificada, los sucesivos gobiernos invirtieron fuertes sumas en las décadas de 1980 y 1990 para estimular las carreras universitarias de ciencia y tecnología, creando dos nuevas universidades y dándoles más dinero a las existentes.
Antes de su entrada en la UE, Irlanda al igual que los países latinoamericanos de hoy, tenía un enorme porcentaje de sus estudiantes en carreras vinculadas a las ciencias sociales. Pero el país resolvió que necesitaba más científicos y técnicos, y menos sociólogos. En la década de 1990 el número de estudiantes que siguen carreras de ciencias y tecnología aumentó en más del ciento por ciento. Los estudiantes de informática, por ejemplo, aumentaron de 500 en el año 1990 a 2.000 en 2003, según cifras oficiales.
“Desde la década de 1970, cuando entramos en la Unión Europea, hemos tenido una política de estado deliberada en el sentido de destinar más recursos a las escuelas de ingeniería y las ciencias – me señaló Dan Flinter, el presidente de Enterprise Ireland, una especie de Ministerio de Planificación del gobierno irlandés –. Lo hicimos mediante la creación de dos nuevas universidades, específicamente destinadas a estas carreras.”
Desde la escuela primaria, los maestros irlandeses –siguiendo las orientaciones del Ministerio de Educación – incentivan al estudio de las carreras técnicas utilizando cualquier excusa, me comentaron varios padres de niños en edad escolar. Por ejemplo, una tarea típica para los estudiantes es analizar un concierto de rock de U2 desde decenas de aspectos técnicos: desde la fabricación del podio donde tocan los músicos, hasta la acústica del local, pasando por los detalles comerciales administrativos del evento. Otra tarea se centra en el estudio del club de fútbol favorito de cada estudiante, incluyendo la construcción de un estadio, su contabilidad y administración.
El énfasis nacional sobre la educación en los últimos años produjo un impacto cultural enorme, al punto de que los principales periódicos del país dedican varias páginas al día a noticias educativas, como debates de expertos en torno de los rankings de las mejores escuelas del país, o críticas de escuelas primarias, secundarias o universidades hechas de forma parecida a las críticas musicales o artísticas.
El gobierno apoyaba fuertemente las investigaciones científicas y técnicas que tuvieran posibilidades comerciales. Según Flinter, el encargado de la agencia de planificación económica irlandesa, una de las principales responsabilidades de su agencia era identificar proyectos de investigación promisorios en las universidades y aportarles fondos para que pudieran concretarse. Como promedio, Enterprise Ireland invierte fondos estatales en unos setenta proyectos en distintas universidades para el desarrollo de productos con posibilidades comerciales, me explicó. Por ejemplo, en ese momento, la agencia acabada de constituir un fondo de inversión con empresas privadas para el desarrollo de un proyectos de informática con aplicaciones para teléfonos celulares. “¿Qué significa eso?”, pregunté. “Significa que, junto otros socios, hemos dado un millón de euros a un equipo de investigadores del Trinity Collage para que desarrolle una aplicación concreta de un programa par que pueda ser usado para juegos en teléfonos celulares – respondió Flinter –. Le damos al equipo de investigadores de seis a nueve meses para que desarrolle la aplicación, luego hacemos las pruebas y después salimos a ofrecer el producto a las empresas de telefonía celular.”
A medida que aumentaba el número de proyectos y varios de ellos resultaban en éxitos comerciales, Enterprise Ireland vendía sus acciones en las empresas y, con suerte, recuperaba con creces su inversión original. En un buen año, la agencia de planificación irlandesa recaudaba cien millones de dólares de la venta de acciones en las empresas embrionarias que participaba. Eso representaba un tercio del presupuesto total de la agencia estatal, que cuenta con novecientos empleados públicos y 34 oficinas comerciales en todo el mundo para la promoción de las exportaciones irlandesas.
[…]

Ahora les toca a ustedes decir que piensan al respecto.

4 comentarios:

Aristóteles dijo...

Realmente delicioso. Y dímelo a mi ¡Que soy mexicano! Odio la burocracia... la otra vez, solo por cancelar mi línea telefónica duré hora y media en esa oficina; me atendieron muy mal, demasiado,... obviamente me puse de mal humor. Ups, gracias por leer mi desahogo.

¿Sabes? Nunca creí que lo iba a escribir: "Son tantos los que van y vienen". Y es que recibí una visita tuya en mi blog. Por supuesto que en cuanto me fue posible te devolví la visita; lo que no hice fue hacerte un comentario... no sé donde tenía la cabeza. Te cuento todo esto porque tu post anterior sobre la Postmodernidad es más delicioso aún. Desde hace tiempo había querido más indagar sobre ese tema.

Espero nos sigamos leyendo.
Un abrazo.

Cesar Jure Cid dijo...

Estimado, antes quiero agradecerte por tus comentarios en el blog reflex, he estado leyendo tus articulos, me han gustado muchisimo son interesantes y con mucha salsa picante (aji rojo); con respecto a este ultimo articulo es interesante apreciar las dinámicas politicas que se dan en paises como irlanda en cuanto a facilidaes de inversión,como tambien observar nuevos procesos de transformacion sociocultural que emergen con la ampliacion de la técnica, pero este proceso de transformacion presenta dos caras en el sujeto:
1.-como sujeto a optar por una opcion tecnocrata y la otra
2; como sujeto incompleto, un sujeto reventado por la opcion tecnocrata lo cual lo ha llevado a transformar su identidad cultural
esencialismo ...puede ser, lo importante aca es la observacion acerca de los nuevos prcesos que emergen ante la tecnica y la regulacion de nuevos nicho que abre la inversion empresarial.....
¿si hicieramos politica ficcion...como estaria irlanda en unos 50 años mas? ....¿nuevos sujetos, nuevas realidades? en fin la sociología nos podra ayudar a decifrar esto, pero no precisamente la exacerbacion de la tecnica...

saludos alberto te seguiré leyendo, y gracias otra vez por aceptar la invitacion al reflex

Patricio Padilla Navarro dijo...

Encuentro toda la razón al señor del Miami Herlad, se nota que no sabe bien que la sociología se puede diversificar de mejor manera en mundo interconectado, de todas manera es mejor, urgen los técnicos, no nos sirve de nada tener tanta planificación sin personas quienes puedan implementar, además hay trabajo que necesitamos, la torta no es tan grande.

Saludos, de paso el indicador de desarrollo de ciencia y tecnología de más peso en el mundo, el EPOR: empirial programme o Relativism, no hay ningún tecnico :)

saludos

Boz dijo...

oie te pasaste lei este y el de abajo y estan realmente buenos, tanto q los copio en el word los imprimo y los leo las veces q quiera.

sobre el post de abajo q esta reweno creo q en parte eso de la postmodernidad esta bien como critica pero quiza no como solucion.

como tu sabes yo soy marxista en algunos aspectos, me decaro asi pq adhiero al pensamiento sobre la evolucion historico o dialectica historica de Marx y desde esa base me parece q el postmodernismo es el fiel reflejo de lo q Marx dijo.

sobre este post, al verdad q muchas veces no comparto opinion con openheimeier o como se escriba, antes veia un programa del q daban los sabados por al mañana en chile, la cosa es q el tipo es muy inteligente pero a veces se le ven atisbos de tontera.

salu2 te pondre un link en mi blog, con tu permiso.