4 de diciembre de 2006

A vueltas con la globalización de nuevo.

Muchos de los críticos de la globalización arguyen que dicho proceso ha aumentado la brecha entre los ricos y los pobres, básicamente dicen que los ricos se hacen cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. El problema es que los que acusan a la globalización de ello nunca ofrecen datos, porque se creen dotados de una altitud moral y de una sabiduría superior, demostrando que sus ideas preconcebidas por eso que llamamos el pensamiento único, no necesitan de demostración. Evidentemente la realidad es otra, no es que los movimientos anti-globalización no den datos porque no quieren o no los consideren necesarios, no, es que los datos no les dan la razón.
El economista Xavier Sala i Martín demuestra en su artículo “More or less equal”, que lo de defienden los contrarios a la globalización si se traslada a la cruda realidad de las cifras, es falso. Parte de la suposición de que es necesario resolver tres grandes áreas de dificultad para contestar a la pregunta de si la desigualdad está creciendo entre los países pobres y los países ricos. A saber:
1. cuánta gente de los países pobres o en vías de desarrollo consume
2. como se valora el consumo para que las comparaciones sean útiles
3. se está ensanchando la brecha entre los países ricos y pobres o, por el contrario, está aumentado la diferencia entre los pobres y los ricos indiferentemente del país donde vivan.

Si comenzamos por la tercera, Xavier Sala i Martín nos dice que debemos tener cuidado pues, una parte de la gente que explicaba la gran proporción de pobreza del mundo está disminuyendo debido al rápido crecimiento de los dos países más poblados del planeta: la India y China.
Santley Fischer, ex-subdirector del FMI, ofreció una serie de tablas muy orientativas sobre el problema que nos afecta. Veamos las gráficas:



La primera gráfica nos dice que si los países pobres crecen lo suficiente para alcanzar a los ricos, se situarían cada vez más hacia arriba y a lo largo de la tabla. Como se comprueba, la realidad dista de ser esa. Sin embargo, si miramos la segunda tabla, si trazamos los mismos círculos pero en proporción a su población, la India y la China claramente se sitúan hacia arriba. Y si tenemos en cuenta de que el número de pobres de esos dos países representa un gran porcentaje de los pobres del mundo, mantener la idea de que el número de pobres en el mundo está empeorando es muy difícil.
Xavier Sala i Martín dice que a pesar de los datos de Fischer, poco puede decirse de la pobreza, porque no dicen nada sobre cuántas personas en la India, China o Latinoamérica, por ejemplo, son pobres. O sí el crecimiento de cualquier país es bueno para su población.
La dificultad sobre la pobreza tiene, aunque parezca mentira, un cariz metodológico importante, pues no es lo mismo medir la pobreza en términos de nación o renta nacional que de capacidad para consumir de su población. Y dependiendo de los datos que se consulten, los resultados son diferentes.
Trabajos de Bhalla, Sala i Martín y por Francis Bourguignon y las demostraciones de Morrison muestran que a niveles de consumo individual, las cosas han mejorado tanto que puede hablarse de una nueva edad de oro del capitalismo global.
Sala i Martín proporciona que el número de gente que vivía en pobreza aguda (menos de un dólar/día) cayó del 17% de la población en 1970 a el 7% en 1998; la proporción que vivía con menos de dos dólares/día bajó del 41% al 19%. En números absolutos se está hablando de cerca de 200 millones de personas en el primer caso y de 350 millones de personas en el segundo caso.
Si tomamos los datos de renta nacional los datos son algo más pesimistas. Y estos datos son los que manejan por ejemplo, el Banco Mundial o la ONU. El trabajo de Chen y Ravallion nos dice que el porcentaje de gente que vive con menos de un dólar día era del 28% en 1987 y baja hasta un 24% en 1998.
Pero algo está claro, y es que las cifras arrojan en general que las cosas están mejorando.
Claro que quedan zonas del planeta donde la pobreza es tan alta que la pasividad de los gobiernos ricos es insultante. Sin embargo, cabe preguntarse si la culpa de que esos países sean pobres es del capitalismo y la globalización, culpables de que gran parte de los pobres del mundo hayan salido de su estado de miseria (China e India), o bien de que las zonas pobres aún no se han visto bañadas por las olas del capitalismo y la globalización.

6 comentarios:

Boz dijo...

chuuu amigo, creo q el post es para peor, me da la razon, q beneficio trae la globalizacion, como decir q no estan globalizados, si eso significa q multinalcionales exploten nuestros recursos y nuestra gente, eso es al globalizacion.

ese ivel de vivr con un dolar al dia es muy pero muy insultante, vivan con un dolar al dia y me cuentan si pobre cabe para definirlo.

sigo la conversa.

saludos

Alberto dijo...

Boz dices "si eso significa q multinalcionales exploten nuestros recursos y nuestra gente, eso es al globalizacion." Te contesto: en los paises ricos están presentes todas las multinacionales del mundo y en mayor medida que en el resto del mundo, mantendrías esa afirmación. Dile a los indios, los irlandeses, a los triges y dragones asiáticos que la globalización les oprime y roba recursos cuando han salido de la pobreza más misera gracias a ella.
¿Por qué Latinoamérica sigue pensando que la culpa de su atraso es de los demás? ¿Hasta cuando vamos a desprendernos de la teoría de la dependencia?

En cuanto a los términos de un dolar/día o más, no pienses tan simplemente, no puedes imaginarte lo que puede cambiar la vida de una familia en África con un dolar más al día, puede ser la diferencia entre comprar todos los días algo de comer o no.

Un saludo

Boz dijo...

pero amigo deberia leer un autor chileno q escribe sobre la "tragica" historia de latinoamerica y es q este pueblo es un pueblo explotado desde su nacimiento.

los indios, chinos, etc, q es lo q mejoran, unos pocos, la costa china y el centro e interior siguen pobres y eso no se ve, los indios igual, todo en base a al explotacion de transnacionales del norte q explotan aniños, mujeres y hombres, pagando una miseria por un trabajo q vael y lo logran por q sus gobiernos lo permiten igual q aca en chile.

lo del dolar claro q es una broma hablar asi, comparar la pobreza africana con cualquier otra dios mio q es feo. esa pobreza si q es dura amigo, una falta de respeto siquiera hablar de ella.

salu2

espero respuesta.

Anónimo dijo...

"una falta de respeto siquiera hablar de ella"

Como?

Patricio Padilla Navarro dijo...

Yo me quedo con el aspecto de que la pobreza es un concepto que ha sido intepretado de muchas formas y aterrizado metodológicamente de diversas formas:

Se utilizan indicadores de carácter pecuniario (producto bruto interno, PBI), también otros considean cuestiones vitales (esperanza de vida, consumo diario de calorías, entre otros) y otros aspectos educativos (analfabetismo, etcétera).

Por ahí escribí que la globalización no es más que una emergencia social, o sea, hay muchas causas que generan ese fenómeno: el avance de las tecnologías, la conexión del mundo, etc. lo cual nos hace distinguir ese fenómeno. No lo enbtiendo como algo planificado con fines perversos o nobles, esos temas no son de la gobalización sino de intenciones y actores sociales al fin y al cabo.

La pobreza estimado Boz tiene una causa, además del mismo papel de los estados, juegan enroememente los vaivenes del mercado y los desastres naturales, además de la misma política.

El capitalismo y la globalización están ahí, el erradicar la pobreza (en la más consigna de ONG) es papel de las políticas, sapiencia y amor.

Salutte Alberto.

Marcos dijo...

Es triste eso de asociar un pensamiento determinado a lo moralmente correcto ya que lo único que se consigue es hacerlo un dogma, legitimando un argumento racional con preceptos que no tienen que ver con la razón. Lamentablemente muchos que se dicen de izquierda, derecha, o lo que sea, lo hacen. Por lo mismo intento evitar caer en eso. Sin embargo, muchas ideas y pensamientos surgen de circusntancias irracionales que llevan a planteamientos igualmente irracionales ya que, en ocasiones, cierta crudeza de la realidad impide pensar de manera suficientemente objetiva

Entrando ya a lo que plantea el artículo, lo cierto es que si hay datos de aumento de diferencia: de acuerdo a este artículo la brecha entre ricos y pobres ha aumentado. No se lo atribuyo todo directamente a la globalización, pero influye ya que mientras a mas cosas se tiene acceso por un lado, el acceso es desigual... Unos parecen globalizarse más que otros que están condenados al encierro de las posibilidades que ofrece el entorno local.

Otro tema es ver cómo se construyen los datos, pero no me siento en condiciones de meterme en eso ahora

Si miramos en Amércia Latina, este otro artículo muestra datos que indicarían que los datos macroeconómicos no indican mejorías en la gente. Recuerdo que en un artículo tuyo anterior señalabas las diferencias entre los estudios micro y macro, en las lógicas diferentes que encierran, así como ocurre entre la física de lo micro y macro. Pues bien, me parece que ello es aplicable también en lo económico.

Ahora me podrán decir: pese a que hay desigualdad, la situación a mejorado para todos, pero tal vez desigualmente, no obstante en terminos absolutos la cosa va mejor debido a que mejora el poder de consumo de los mas pobres... Tal vez eso sea cierto, sin embargo el bienestar de los sujetos se relaciona con la percepción subjetiva de mejorar esa posibilidad y con la autopercepción de su situación, ambos componentes cognitivos que se construyen en el conocimiento d ela situación del otro. Y son esas condiciones de diferencia la que llevan a
preguntas como: ¿por qué aumenta el nivel de consumo del "rico" en mayor proporción que el del "pobre"? ¿por qué aumenta la desigualdad si la globalización iba a beneficiar a todos? ¿por qué parecen percibir más beneficios los que menos necesitan aumentar su bienestar? En fin, varias preguntas más nos podemos hacer pero por una parte no se me ocurren y por otra creo que me estoy extendiendo demasiado.

Un gran saludo, y que estés muy bien