7 de agosto de 2007

UN PRESIDENTE MUY LISTO Y UN GOBIERNO MUY TONTO

Voy a contarles un cuento, en él hay un personaje muy listo y otro personaje con menos luces. Era que se era en una parte de continente llamado Latinoamérica que la Vicepresidenta del Gobierno de España se encontraba de visita y viaje oficial. Entre todos los países que visitaba, en uno se encontró con el protagonista de nuestra historia. Ese país era Ecuador y nuestro héroe Rafael Correa.
Después de todos los actos protocolarios típicos de estas situaciones, el Gobierno de España decide condonar la deuda de Ecuador con España, es decir, con cada uno de los españoles, como gesto de buena voluntad para con el país latino y así intentar que el dinero ahorrado suponga un aliciente y una ayuda al desarrollo de Ecuador.
Pero nuestro héroe tenía otro as bajo la manga, porque de no ser así, no sería nuestro presidente listo. A los pocos días y delante de la Vicepresidenta, Rafael Correa dice, cito fuentes de Europa Press,: “El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, llamó ayer a Telefónica, en presencia de la vicepresidenta española, María Teresa Fernández de la Vega, a que se "prepare" en la negociación de su contrato, que finaliza en 2008, porque no va a dejar que la compañía española "se lleve un sólo centavo que no pueda tener el pueblo ecuatoriano". La española Repsol YPF también cuenta con inversiones en el país, pero Correa aseguró que con ella los problemas "pueden ser superados". No obstante, indicó que su Ejecutivo será "más firme y más fuerte" con las compañías que el del boliviano Evo Morales.” Eso es ser un presidente con visión de futuro y buenos compañeros de cama, lo que me extraña es que no nombrase al papa del movimiento, nuestro querido y amado líder Hugo Chávez.
No contento con esto, pero eso si, con una honradez que pocas veces puede verse en el mundo político confiesa, otra vez según Europa Press,: “El mandatario ecuatoriano afirmó que serán "más firmes y fuertes" que el boliviano Evo Morales. Aseguró que en Ecuador no hay nada que nacionalizar porque los recursos naturales son propiedad del Estado, pero denunció que pese a ello se han hecho trampas y que de los cien barriles petrolíferos que se extraen, solo los beneficios de 20 son para el Estado.” Ojo, para el Estado, no para los ecuatorianos, faltaría más, aunque como he dicho, es de agradecer la sinceridad del presidente de Ecuador, porque por lo general en ese discurso se hubiese cambiado la expresión estado por pueblo ecuatoriano, esta vez por lo menos tenemos un discurso claro.
Ante todo esto, me surge una duda que a continuación les expongo. España va camino de convertirse en el quinto país a nivel mundial en el envío de remesas, que son el dinero que los inmigrantes envían desde España a sus respectivos países. Sólo en los primeros cuatro meses del año, España ha mandado fuera alrededor de 2.539 millones de euros, el año pasado la cifra alcanzó los 6.807 millones de euros de los cuales Colombia recibió el 18.29% (1.245 millones de euros) y Ecuador el 15.9% (1.082 millones de euros). Sobra decir que la principal fuente de ingresos para Ecuador son las remesas que envían los diferentes ecuatorianos repartidos por todo el mundo, especialmente en España. Y si el gobierno español decidiese que todo ese dinero debería quedarse en el país, porque al fin y al cabo, el estado español no ve un euro de todo ello. ¿Cómo le sentaría la medida a Rafael Correa?
Llegados a este punto, ya sabemos en esta historia quien es el presidente listo, pero ¿quién es el gobierno tonto?, pues si han respondido que el español por condonar la deuda se han equivocado, porque más bien sería un acto de generosidad, el gobierno tonto es el ecuatoriano por no darse cuenta de que su presidente listo puede traerles problemas de seguir jugando las bazas de Hugo Chávez y Evo Morales.

5 comentarios:

Santi Monse dijo...

"Medida en peso, la cuantía de los metales preciosos que vinieron de América ascendió a unos 17 millones de kilos de plata y a 181.000 de oro (siempre entre 1503 y 1660)".

Hay deudas que es mejor olvidarlas, ¿no?

Alberto dijo...

Estimado Santiago,

A veces pienso que la gente que como usted achaca a los españoles el expolio de latinoamérica, tiene una falta de conocimiento de la historia, ya que dan por supuesto que España tampoco fue conquistada y expoliada: griegos, romanos, suevos, godos, visigodos, árabes, franceses. Y por dios, ni por un momento nos verá llorando por el oro y la plata (en gran cantidad sino que se lo pregunten a las legiones romanas que se mantenían del oro de las provincias de Hispania). Además, cómo pretende unster culpar a los hijos de los delitos de sus padres, ¿acaso debe pagar el hijo de un asesino por su padre?, según veo, usted piensa que si.

Un saludo.

Santi Monse dijo...

Estimado Alberto:

En primer lugar, reconozco que mi comentario anterior carece en su presentación de solidez. Sin embargo, esto no quita la validez del argumento, que procederé a ampliar cuando posea el tiempo suficiente :o)

En segundo lugar, si con tu argumentación pretendes 'olvidar' lo que no conviene recordar del pasado, pues miremos el presente, donde el saqueo y la expoliación de los recursos naturales de los países periféricos por parte de los países centrales continúa vigente [y más vigente que nunca].

Ambos aspectos mencionados requerirían un análisis más profundo del que, reitero, por ahora debo posponer.

Prometo pasarme cuando las obligaciones me den respiro [tal vez recién sea el jueves o viernes].

Antes de que me olvide, acepte mis disculpas por la liviandad de mi comentario anterior. Sabe usted que a las 3 de la mañana no es el momento en que uno tiene mayor lucidez ^^

Reciba un cordial saludo.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Alberto dijo...

Santi Monse: No tiene que disculparse, pues no me ha ofendido. Espero con ganas su argumentación y que podamos establecer un buen debate. Gracias por venir y vuelva cuando quiera.

Anónimo: He borrado su comentario por insultos y ofensas, algo que jamás permitiré en mi blog. La falta de educación es el comienzo de la barbarie, y usted ha demostrado que es un auténtico bárbaro. El insulto es el recurso del que no tiene respuesta ante un argumento sólido.