18 de octubre de 2005

El chantaje de las discográficas y las cinematográficas: un enfoque sociológico (y IV)

Por último analizaremos los valores culturales que configuran la cultura de los emprendedores, finalizando así este pequeño estudio sobre las cuatro culturas que estructuran los valores culturales de la sociedad Internet. Los emprendedores de la sociedad red tienen una característica principal, la capacidad para percatarse de los potenciales de transformación para generar recursos dentro de la industria de Internet, un ejemplo claro es Silicon Valley. Para Castells, “la base de esta cultura emprendedora es la capacidad de transformar el know-how tecnológico y la visión empresarial en un valor financiero, y entonces transformar en liquidez parte de este valor para que la visión se transforme en realidad” (CASTELLS, M. 2003, 83).
La figura del emprendedor no debemos fijarla o pensar en ella como una persona individual, ya que el emprendedor si bien puede ser un sujeto único, también puede ser un compuesto de personas, organizaciones, inversores, tecnólogos y capitalistas de alto riesgo; donde intentan combinar y conjugar un proceso productivo y de innovación que “crea empresas, hace dinero y, como producto derivado, produce tecnología, bienes y servicios.” (CASTELLS, M. 2003, 83)
Por último, destacar de la cultura del emprendedor que por supuesto, el dinero ocupa un lugar muy destacado, pero no exclusivamente, también se otorga dentro de esta cultura una gran importancia al trabajo, incluso podemos hablar de una adicción al trabajo.

La articulación de estas cuatro culturas, su conjugación, combinación en influencias mutuas, conformaron lo que hoy en día conocemos por Internet y su cultura. Utilizando de nuevo las palabras de Castells, podemos concluir que: “En la parte superior de la construcción cultural que condujo a la creación de Internet, está la cultura tecnomeritocrática de la excelencia de la excelencia científica y tecnológica, que surge básicamente de la gran ciencia y del mundo desarrollado. [...]

La cultura hacker dio un carácter específico a la meritocracia a base de reforzar las fronteras internas de la comunidad de los tecnológicamente iniciados, indepenzándose así de los poderes fácticos. [...]

La apropiación de la capacidad de conexión en red por parte de redes sociales de todo tipo condujo a la formación de comunas on line que reinventaron la sociedad, expandiendo considerablemente la conexión informática en red, en su alcance y en sus usos. [...]

Finalmente, los emprendedores Internet descubrieron un nuevo planeta, poblado por grandes innovaciones tecnológicas, nuevas formas de vida social e individuos autodeterminados, dotados por su habilidad tecnológica de un poder de negociación considerable frente a las reglas sociales e instituciones dominantes. Fueron un paso más allá. En lugar de atrincherarse en las comunas creadas en torno a la tecnología Internet, intentaron tomar el control del mundo haciendo uso del poder que acompañaba a esa tecnología.” (CASTELLS, M. 2003, 86-87)

Libertad de información, comunidades globales virtuales, trabajo compartido, software libre, etc. Todos los valores que fundamentan Internet son incompatibles con los derechos de propiedad intelectual que actualmente conocemos. Las discográficas y cinematográficas están luchando por mantener un modelo arcaico y primitivo, lo están haciendo atacando de frente y sin sentido los propios valores creadores de Internet, por eso no funcionan y se muestran inútiles; al igual que fueron inútiles las medidas que tomaron los gremios para defenderse de la Revolución Industrial, de la aristocracia cuando se instauro la democracia y no querían perder sus privilegios. No son conscientes de que la información es libre, de que los canales de distribución también lo son y que por tanto, no valen normas restrictivas y coactivas.

Resumiendo, ¿cuál es el motivo de que Internet se convierta en un lugar donde la gente vaya a buscar información?. La primera respuesta es evidente, la rapidez para conseguir la información buscada sólo depende del tipo de conexión que utilice el usuario, pero por muy lenta que esta sea, la rapidez será mayor a la de los medios de comunicación clásicos: radio, televisión y prensa. La segunda, por que Internet ofrece toda una amplia gama de comunidades que se dedican exclusivamente a informar sobre cualquier tema, desde como cuidar bonsáis a noticias de ultima hora sobre economía, política, etc.

Estas comunidades comparten una serie de intereses particulares, pero sobre todo son producto de los valores que anteriormente hemos descrito, primacía de la libertad de expresión y comunicación, intercambio de información, capacidad para compartir recursos en tiempo record, etc.

¿Qué ofrecen a cambio los sectores que estamos analizando? Más restricciones, más leyes, más estatismo, menos intercambios, más poder centralizado, más monopolio, menos oportunidades de crecimiento (recordemos lo que dice Negroponte: . “Ser digital es poder crecer”). Y aún se extrañan de que la gente no acepte su chantaje.

BIBLIOGRAFÍA

Castells, Manuel (2003): La galaxia Internet: reflexiones sobre Internet, empresa y sociedad. Editorial De Bolsillo. Barcelona.

Hayek, Friedrich (1989): “The Fatal Conceit: The Errors of Socialism”, citado en Tom Palmer, “Intellectual Property: A Non-Posnerian Law and Economics Approach”, Hamline Law Review. Título de la publicación en español: La fatal arrogancia.

Himanen, Pekka (2001): La ética del hacker y el espíritu de la era de la información. Ediciones Destino. Madrid.

Negroponte, Nicholas (2000): El mundo digital: el futuro ha llegado. Biblioteca de Bolsillo.

Palmer, Tom (1990): “Are patents and copyrights morally justified? The Philosophy of Property Rights and Ideal Objects”, Harvard Journal of Law & Public Policy,

1 comentarios:

David dijo...

Grandes textos pero creo que aquí se están desperdiciando... He leído por encima todos (muy por encima) y son geniales, aunque se escapen a mi capacidad intelectual.