26 de mayo de 2006

La inmigración: arma de doble filo en el escenario internacional

En el anterior post inmigrantes ilegales y derechos, traté de exponer dos posibilidades a la hora de regular la inmigración en España. Sin embargo, en unos de los comentarios, Marcos (un estudiante de sociología de latinoamérica), preguntaba que en el fondo lo imporante es conocer el por qué de los flujos migratorios.
La prinicpal causa de los flujos migratorios es mejorar las condiciones económicas o sociales o las que causan catástrofes humanas (guerras con sus refugiados, exiliados, etc) o naturales. Estos movimientos de la población han existido siempre a lo largo de la historia y lo único que cambia son los orígenes y los destinos, además de la intensidad, favorecida por los avances en transportes y medios de comunicación.
Sin embargo,en este post quisiera hacer ver como los gobiernos de origen usan muchas veces el proceso de migración como un arma de ataque contra los países ricos. De hecho, para los países pobres la migración supone dos grandes ventajas:
1.- libera de la presión demográfica
2.- sirve para extorsionar a los países de destino para conseguir dinero y así poder controlar los flujos migratorios en el pais de destino.
3.- aceptar las repatriaciones a cambio de dinero.
4.- los flujos de divisas que los inmigrantes envían a sus países.

Lo que me preocupa del tema es que muchos de los países que sufren migración, reclaman dinero para frenarla, lo cual no sería nada descabellado, pero precisamente estos países no destacan por ser los más fieles a la hora de usar ese dinero para esos fines. Por desgracia, los países más pobres son a la vez los países que más emigrantes aportan el flujo y que, para más inri, nivel de corrupción política, estatal y privada sufren.
Para un ejemplo vean la siguiente tabla adjunta, datos obtenidos del Transparency International, una coalición global contra la corrupción.



3 comentarios:

Marcos dijo...

Hola Alberto. Que grao ver que mi pregunta tubo tal acogida que diera pie a un articulo. No me lo esperaba.

Respecto al uso de la migración como arma de ataque - aunque se puede palntear como medida de defensa, ya que la relación entre países ricos y pobres históricamente ha sido asimétrica - solo se puede decir que es cierto, sobre todo al ver que mi vecino Evo Morales lo ha planteado abierta y explícitamente en sus giras internacionales. No obstante, esta emigración se puede ver como fuga de fuerza de trabajo que sería poco conveniente si se propagara demasiado, tanto para los gobernantes de nuestros países (que pierden gente y por tanto posibilidades económicas) como para las transnacionales que les conviene más situarse en lugares en que la mano de obra es barata a que la mano de obra se desplace hacia lugares donde se encarece. No prentendo decir que esto lo explica todo pero me parece que es un elemento a considerar.

Lo de la corrupción es una triste realidad de nuestros países que evita que las buenas intenciones se puedan concretar entorpeciendo esas vias de redistribución de los recursos (y algo de lo que seguramente muchos huyen).

¿Tienes inconveniente en que te agregue en mís vínculos?

Saludos, que estés bien.

Alberto dijo...

Sin problemas estimado compañero, al contrario, se trata de un grato placer.
Un saludo.

Anónimo dijo...

This site is one of the best I have ever seen, wish I had one like this.
»